By
Cecilia Díaz Betz

Oki Sato es un polifacético arquitecto y diseñador canadiense, también alma máter de Nendo. Sato fundó este estudio de diseño multidisciplinar por allá 2002, a la temprana -aunque prolífica- edad de 24 años. Este año la feria internacional de decoración parisina Maison & Objet le ha nombrado Diseñador de 2015 y, para celebrarlo, le hicieron un especial encargo con aires foodie, al que bautizó Chocolatexture. Una especie de mausoleo para amantes y adictos al chocolate. 

Oki Sato diseñó un espacio multi-sensorial dentro de Maison & Objet, donde se expone una colección de nueve bellísimos y riquísimos bombones, también obra de él

Con Chocolatexture Oki Sato diseñó un espacio multi-sensorial dentro de Maison & Objet, donde se expone una colección de nueve bellísimos y riquísimos bombones, también obra suya. No es la primera vez que vemos a Sato experimentar con el chocolate, pues ya habíamos sido testigos de creaciones tan variopintas como los lápices de chocolate o los tubos de pintura de chocolate. En este caso cada una de las piezas se hizo a mano inspirándose en una palabra japonesa o en su sonido para crear la textura. El resultado es un conjunto de chocolates bautizados como Onomatopoeia. Lo más curioso es que Oki Sato afirma haber realizado todos los modelos con el mismo chocolate, pero la textura y sus formas hacen que tengan sabores distintos. A partir del 23 de enero se podrá averiguar en vivo y en directo en Maison & Objet.