By
Cecilia Díaz Betz
sylvie22
10
12_1340_c
fernnn
sylveee
1_1340_c
9
1_1000
4_1000
4_10001
7_10001
11_1000
000054240010
anna
mil2
milliah1
sssylvie
syl3
syl4
syl8

Absoluto, directo, revelador, necesario, emocionante. Un flechazo visual parecido a ese hormigueo que sientes con un amor de verano. Una inyección de extraña felicidad en forma de fotografía. Esto es lo que he sentido al ver por primera vez el trabajo de Chloe Sheppard.

Con I Never Promised You A Rose Garden, su última exposición individual, presenta imágenes que debaten sobre el perverso concepto de la ‘Talla única’

Esta joven -¡jovencísima!- fotógrafa londinense (tan solo tiene 20 años), nos ofrece una mirada muy fresca de la feminidad, muy de nueva generación. Retratos de sus amigas y otras bellas mujeres, envueltos en una aura mágica, ensoñadora. Hadas de la vida real, de mirada inocente, que nos esconden historias, secretos, a la vez que se muestran certeras ante el precioso objetivo de Chloe Sheppard.

No obstante, que la juventud de esta fotógrafa no os despiste. Sheppard lleva ya tiempo exponiendo, creando proyectos artísticos, publicando en múltiples revistas como Dazed & Confused, Nylon Japan o Jalouse, entre otras. Su mirada parece querer recoger el discurso visual y la tradición estética de artistas como Lina Scheynius o de esas capturas interiores de Ryan Mcginley. Por si esto fuera poco, acaba de inaugurar su segunda exposición individual en la Republic Gallery de Londres. Titulada como I Never Promised You A Rose Garden, en ella presenta una serie de imágenes que debaten sobre el perverso concepto de la ‘Talla única’, es decir, sobre expectativa versus realidad a la que nos vemos inmersas, sobre todo, las mujeres. Algunas de las cuales podéis ver arriba y que forman parte de sus serie Studio.

Descubre más proyectos de Chloe Sheppard haciendo click aquí.