By
Nuria Candela López

Stephan Zirwes es un experto en fotografía aérea. Lleva años mostrándonos el paisaje desde arriba, como si de la visión de un pájaro se tratase. Hemos visto campos de golf, campos de fútbol, montañas nevadas y ahora piscinas como nunca antes los habíamos visto. Ha recorrido su Alemania natal para ofrecernos una serie que sabe a verano y provoca en el espectador unas ganas irrefrenables de darse un chapuzón estival. ¿Nos bañamos?

Stephan Zirwes nos sumerge en las piscinas del sur de Alemania desde las alturas

Para el fotógrafo alemán Stephan Zirwes, las piscinas tienen estructuras agradables y diseños extraños que despiertan su atención de una forma peculiar. La serie fue capturada con su Hasseblad 50Mp desde la ventana de un helicóptero a 1000 pies sobre las piscinas del sur del Alemania. A esa distancia es posible captar a los bañistas, los trampolines, los toboganes y cada una de las estructuras que cada piscina tiene sin que los nadadores se enteren ni se sientan intimidados. Después edita las imágenes con Photoshop para eliminar las distracciones como edificios y crear un “marco” estampado del título circundante, transformando una piscina ordinaria en una encantadora escena minimalista.

Ganador del premio Sony World Photography, su trabajo es el resultado final de una extensa serie de imágenes que distorsionan la perspectiva de uno y llaman la atención sobre los patrones y caminos que a menudo damos por sentado al nivel del suelo. Mirar desde otra perspectiva nos ayuda a comprender el espacio y valorar el que nosotros mismos ocupamos. Sus imágenes aéreas sirven para iluminar la gran inmensidad y diversidad de las piscinas de nuestro planeta.

¿Os ha sentado bien el baño? Puedes seguir su trabajo al completo aquí.