By
Cecilia Díaz Betz

Pocas veces nos encontramos con diseños acertados, minimalistas y perspicaces en lo que al mundo del packaging cervecero se refiere. La tradición en este sentido es un abarrote de símbolos, logos y adornos de lo más barroco. A lo que hay que añadir una constante: la clásica botella marrón de vidrio, que ya resulta un tanto aburrida. Bien es cierto que somos animales de costumbres, pero de vez en cuando todo merece una revisión. Por suerte, parece que en ocasiones surgen buenas ideas que deciden coger la tangente y apartarse del rebaño, como es el caso que nos propone.

Pocas veces nos encontramos con diseños acertados, minimalistas y perspicaces en lo que al mundo del packaging cervecero se refiere.

Este diseñador vasco acaba de presentar una gran propuesta de packaging para cerveza. Aplicable tanto para botella como para lata, su idea emula las clásicas cartas de Pantone y su color varía dependiendo del tipo de cerveza que lleve dentro el embase y, por lo tanto, de la tonalidad de la misma. Así bien, podremos encontrarnos, por ejemplo, con una conocida Pilsner, que en el idioma Pantone, vienen siendo el color 1375 C. Simple, sencillo, claro y elegante. What else?