By
Alejandra Chacón de Azúa

Si alguna vez hubo un momento concreto para una revista como la de Cause & Effect, ese momento es ahora. De carácter tanto político como artístico, la revista se enmarca en una sociedad marcada por los prejuicios, los estereotipos, el patriarcado y el machismo, que intenta luchar para cambiar el establishment. Por eso, y como parte de esa lucha, Tom RasmussenAmnah H Knight han creado Cause & Effect, donde sitúan las identidades marginadas en el centro del escenario.

“La cultura dominante es jodidamente sombría y opresiva. Así que creo que depende de los que están en los márgenes de potenciarse mutuamente y de ser empoderados”

Con el objetivo de explorar la belleza más allá de lo inalcanzable, de lo no-diverso, este duo habla sobre temas de salud mental, sexualidad, género, raza y sexo, de una manera cálida, sincera y accesible; “queremos hablar sobre un tipo de amor por la moda que no requiera un compromiso moral e intelectual”, aseguran. Una meta que nació cuando se dieron cuenta de la falta de diversidad dentro de las publicaciones independientes que examinan la moda: “la revista se inspiró en interminables conversaciones entre nosotros dos, sobre todo discutiendo lo que nos gustaría ver más en la industria de la moda y cómo nos sentíamos aislados de la mayoría de las revistas y libros de moda”, confiesa Amnah.

Ideada como un altavoz de esas voces silenciadas en nuestra sociedad, los creadores han querido representar esos conceptos de moda que se salen de los márgenes establecidos: “son muchos los tipos de fobia que hay en el mundo, y la moda ha sido uno de los factores que ha hecho más daño a la percepción digna de las personas”, asegura Rasmussen, quién como periodista independiente, se enfoca en la identidad y el activismo queer.

“Son muchos los tipos de fobia que hay en el mundo, y la moda ha sido uno de los factores que ha hecho más daño a la percepción digna de las personas”

Cause & Effect es una herramienta que juega a favor de la apertura, la crítica y la honestidad de las identidades marginadas, en una sociedad “gobernada por personas que quieren separarnos, que quieren que nos tengamos miedo los unos a los otros”, y donde es necesario dar voz a los que “están al margen de las conversaciones porque somos nosotros, gente extraña, LGBTI, personas de color, emigrantes, gente de la clase obrera, personas discapacitadas, mujeres, gente gorda, los que tenemos que cambiar la política y la estructura gubernamental“. La revista fue inicialmente pensada por Tom y Amnah, quienes le dan forma buscando la diversidad de voces, pero quien hizo el paso de transformara en realidad fue Emily Carlton: “Ella básicamente convirtió este sueño en una revista”, explica Tom.

En definitiva, este grupo diverso de personas han creado una propuesta de revista de moda de alta calidad que no quiere ser perfecta, “un grupo de personas anti-cool que invitan a sus invitados a verse reflejados en la fantasía de la moda y la prensa escrita”.

No te pierdas ni un detalle de sus futuras publicaciones y entra en su página web, y si quieres, ¡te puedes comprar un ejemplar!