By
Olivia García-Patto

Cómo vestimos y dónde vivimos son dos de las incógnitas que más información contienen sobre nuestra persona. Con la intención de asegurarse que estos elementos nos definan de la manera más fiel, Renier –responsable también de Le Swing Vintage y Blow – inaugura Casa Le Swing, su  tercera tienda dedicada exclusivamente al hogar.

Dar cabida a lo inesperado para convertir áreas anodinas en espacios estimulantes

Decoración atemporal, con elementos de épocas pasadas, disruptiva e ingeniosa es el tipo de estética que alberga la casa.

Muebles, objetos decorativos, green design, moda, libros y revistas son los productos curados de diferentes partes del mundo que llenan el espacio estilo americano de los 50’s-80’s de Casa Le Swing. Eso sí, siempre con la unicidad como factor común de todos estos elementos que hacen pendular a los espacios entre la opulencia envidiable y la sencillez con gracia.

Mediante esta propuesta vintage y contemporánea a la vez, Casa Le Swing pretende ofrecer una vía accesible para romper la armonía tergiversada en uniformidad que invade muchas casas para dar pas a la excentricidad espontánea, a la libertad más kitsch y a lo raro. Casa Le Swing quiere dar cabida a lo inesperado para convertir áreas anodinas en espacios interesantes y estimulantes; quieren avanzar hacia un universo donde lo incorrecto sea la norma para canalizar nuestro mundo interior a través de los objetos y subir al podio la imaginación.

En Casa Le Swing hay piezas nuevas cada día que intentan abogar por la variación enfrentando monotonía con lo más salvaje de nuestra infancia, de lo onírico, del fetichismo y la iconomanía, por ejemplo. En palabras de su fundador, un paseo por el nº148 de la calle Bruc es “como […] un viaje hacia el pasado y el futuro”

 

 

Detalles