By
Quim Coll

Hoy nos hemos despertado con una notificación inusual en nuestros móviles: «ye ha twitteado tras un tiempo sin hacerlo«. El móvil nos hablaba de un tuit de nada más y nada menos que Kanye West, que acaba de (re)anunciar que su esperado álbum Jesus Is King se publicará el 25 de octubre. Mientras esperamos para saber si esta vez es verdad, os dejamos con cinco novedades musicales tangibles y reales. F: Caroline Polachek en una foto promocional por Nedda Asfari

Matt Berninger & Phoebe Bridgers – Walking on a String

Caroline Polachek ha publicado uno de los álbumes de pop más destacados de 2019. También tenemos novedades de Ferran Palau y Frank Ocean, entre otros

Ojo al dato: Matt Berninger, cantante de The National, publicará su primer álbum en solitario. Se llamará Serpentine Prison, y no sabemos mucho más sobre él. Más pronto llegarán detalles sobre el álbum, pero a juzgar por la música de EL VY, el otro proyecto paralelo de Berninger, será un disco emocional, con muchos toques de electrónica y letras punzantes, tristes e irónicas. No tenemos nada para escuchar de ese (desde ahora esperado) disco, pero sí tenemos una canción que Berninger compuso junto a Phoebe Bridgers para la película Between Two Ferns: The Movie, y que acaban de publicar:

Cortesía de Youtube/Matt Berninger

Frank Ocean – DHL

No es un simulacro: Frank Ocean ha vuelto. Frank publicó por sorpresa la canción DHL, justo el día después de abrir un club queer en Nueva York llamado PrEP. Allí debutó dos canciones: Cayendo y Dear April, con sendos remixes por parte de Sango y Justice. Las canciones se pueden reservar en su web y de ahí la sorpresa; ninguna de esas corresponde con DHL, canción que el artista estadounidense ha estrenado. Pero a caballo regalado no le mires el diente, y menos si es una canción en la que Frank Ocean, alejándose de lo visto en el magnífico Blonde, rapea sobre una base que nos recuerda a las primeras canciones de A$AP Rocky.

Cortesía de Youtube/Frank Ocean

Ferran Palau – Kevin

Ferran Palau acaba de publicar Kevin, su cuarto disco de estudio. El catalán lleva desde 2012 publicando discos que, como él, cambian con el tiempo: desde el folk rural de L’aigua del rierol a el folk electrónico casi religioso de Santa Ferida, para terminar en el pop metafísic (etiqueta prácticamente inventada por Palau y su inseparable amigo El Petit de Cal Eril) de Blanc y, ahora, Kevin. Aún así, Kevin supone otro cambio más a su anterior trabajo, con un sonido soulful más alegre y colorido, en la que es la obra más romántica del artista. Un disco easy-loving que es capaz de alegrar –y arreglar– cualquier mala tarde.

Cortesía de Youtube/Ferran Palau

Floating Points – Crush

Floating Points, cuando no está realizando sets de 6 horas en todos los clubes y festivales de Barcelona, sigue publicando álbumes. No os asustéis, sus discos no suelen ser tan largos. Aún así es interesante el hecho de que Sam Shepherd tenga solo dos álbumes de estudio: el aclamado Elaenia, publicado en 2015, y el más-que-reciente Crush. Ahí Shepherd desata su vertiente más experimental con una serie de canciones probadas en directo durante su gira como telonero de The xx. No es el disco que muchos esperaban de él, con un sonido más minimalista y mucho más centrado en texturas que en melodías, pero es un ejemplo ideal de la magia de la música electrónica.

Cortesía de Youtube/Floating Points

Caroline Polachek – Pang

Caroline Polachek acaba de publicar su primer disco en solitario tras la separación de Chairlift. Fans del grupo, no sufráis: Pang no se aleja muchísimo del delicioso pop que Polachek cultivaba con sus anteriores compañeros. Eso sí, tiene un toque personal derivado de la producción de Danny L Harle, adalid del sello PC Music y responsable de algunas de las canciones de pop electrónico más interesantes de los últimos años. Y es que el disco de Polachek, tal y como la onomatopeya que le da título indica, es como una explosión de alegría que se sublima con detalles sinfónicos orquestales y que hace que no añoremos para nada sus anteriores trabajos.

Cortesía de Youtube/VEVO/Caroline Polachek