By
Cecilia Díaz Betz

El calendario como objeto nos fascina. Hojas de papel donde vemos pasar el tiempo de una forma muy material y tangible. Nos gusta ir tachando los días que quedan para las próximas vacaciones, arrancar la hoja de ese mes que ha sido un infierno, marcar con rotuladores los días importantes y, en definitiva, controlar el tiempo.

Como objeto es sí mismo, los encontramos para todos los gustos, desde las sensuales propuestas de clásicos como Pirelli, a ejemplares brutalmente kitschs

Como objeto es sí mismo, los encontramos para todos los gustos, desde las sensuales propuestas de clásicos como Pirelli, a ejemplares brutalmente kitsch, piezas rebosantes de tanto minimalismo que uno no se entera ni en qué día vive, hasta llegar los porno-calendarios que, nos guste o no, forman parte de este mundo. Lo mejor es que cada año surgen nuevas propuestas para situarnos en el tiempo de manera original o, en algunos casos, se reeditan algunos que triunfan como la espuma. En Good2b hemos seleccionado varios que por su especial diseño, original temática, el papel o la forma, nos han ganado de lleno. Algunos estáis a tiempo de conseguirlos, nunca mejor dicho, y otros actúan como especiales X-mas. Así que, empecemos el 2015 con buen pie y tachando el primer día del año en el calendario más bonito del mundo mundial.

Cats Let Nothing Darken Their Roar por Noa Bembibre 

Sin duda, uno de nuestros preferidos. Eso sí, si os ha enamorado tanto como a nosotros, debéis correr si queréis uno, porque año tras año, esta diseñadora gallega afincada en Helsinki hace el sold out más rápido del universo.

calendar.001

 

Have a Nice Year por Cool Enough Studio

Con un título de lo más optimista y esperanzador este ejemplar gustará en demasía a los amantes del diseño y a las personas que buscan dosis extra de sutileza en su día. Está disponible en dos versiones: el de 12 años y los 120 años. Go for it!

calendar.002

 

Calendar 2015: a gift from Raquel Quevedo Studio

Aquí tenemos un ejemplar de edición limitadísima. La diseñadora Raquel Quevedo decidió que este año la mejor manera de felicitar a sus amigos, clientes, familiares y colegas, era enviándoles un calendario diseñado por ella misma, basado en el proyecto de Shadow Play que realizó con Caterina Barjau. Nos gusta no, nos fascina.

calendar.003