By
Carlos Martín-Peñasco

“¿Pretensión? Ninguna. Sólo ganas, cariño y esfuerzo por mejorar”, así define Julio las causas del éxito de este bonito rincón, mientras muele café para un cliente.

Julio y Santiago, un colombiano y un español que llevan 9 años juntos, se lanzaron a la aventura en 2014, casi por casualidad. “Nosotros no buscamos a Cafelito, Cafelito vino a nosotros. Un amigo nos enseñó el local, que estaba hecho una ruina, pero yo me enamoré. Como soy interiorista, vi que lo que había que hacer era quitar en vez de poner, y de ahí salieron las vigas y el techo que veis ahora.”

El local tiene dos espacios, uno a la entrada con un dispensador de tartas caseras, la barra y un par de mesas, y otro más grande tras las vigas a modo de salón. Julio está solo esta tarde, y aunque no para de entrar gente, el ambiente es cálido y muy relajado. Él, lejos de agobiarse, le saca conversación y sonrisas hasta a las plantas. Cada vez que vuelve a la barra, retoma su relato como si nada. “Abrimos en agosto del año pasado, y aunque todo el mundo nos decía que era mala fecha, tuvimos buena respuesta desde el primer día. El boca a boca se encargó de todo”.

Cafelito es un rincón cálido y acogedor llevado sin pretensiones y con mucho cariño

La pareja se reparte las tareas en Cafelito. Julio se dedica al café y a los asuntos creativos, Santiago, a la gestión. “Yo soy de la Cordillera Central, de Manizales, zona cafetera -cuenta Julio-. Mi papá trabajó en fincas del café y yo me crié en ese mundillo. ¡Venía en el paquete! Luego volví de mayor y me documenté a fondo sobre el café y sus procesos”. Como alma creativa, Julio no se queda en el café con leche y el capuchino. “Yo me invento cafés y les pongo nombres. Tenemos el Toño, el Campesino o el Cafelito Frío, que va con limón y nuez moscada. Yo personalizo el café según lo que la gente quiera.”

Julio despide a una pareja y se disculpa en caso de haberlos hecho esperar por la entrevista. Ellos le dicen que «para nada» y agradecen a Julio su hospitalidad. Él retoma nuestra conversación y concluye: “Es muy simple. Buen producto, sencillez y echarle cariño”.

Detalles




  • Dirección: Calle Sombrerete, 20
  • Horario: L 08:00-14:30 M-V 08:00-14:30 ı 15:30-20:30 S - D 10:30-14:30 ı 15:30-20:30
  • Teléfono: (+34) 910 84 30 96
  • Tipo: Bar-cafetería
  • Web: http://www.cafelito.es