By
Cecilia Díaz Betz

Amigos, de la emoción que siento, no sé como explicaros la maravilla que me parece este nuevo gadget. Se llama The Barisieur y está diseñado, pensado y genialmente construido por Joshua Renouf, persona a la que voy a empezar a adorar incondicionalmente desde ya. El porqué es tan secillo como que este joven genio se ha inventado la solución perfecta para todos aquellos que, como yo, sufrimos una hecatombe emocional cuando suena el despertador y tenemos que madrugar y, lo que es peor, cuando debemos levantarnos de la cama y hacernos el café. ¿Una alarma que te hace el café? Yes, it is.

A partir de ahora, las mañanas ya no serán un suplicio: despertarse con el café recién hecho y tomártelo en la cama, te hará empezar el día con otro mood seguro. No os voy a hablar de sistemas incomprensibles y cosas raras, nos quedaremos en lo que importa: antes de dormir pones el café, el agua, el azúcar y la leche (si lo tomas con leche y azúcar, claro) en los compartimentos, programas la alarma y mediante un sistema de inducción, cuando la alarma empieza a sonar, el café se empieza a hacer. Una maravilla que se hará imprescindible en tu vida.

Piensa en el poder magnético del aroma del café a tu lado, despertándote amablemente… ¿nos gusta verdad? El único problema es que todavía no está oficialmente a la venta, así que tendremos que esperar. Ojalá para septiembre nos podamos hacer con The Barisieur y sopesar mejor el síndrome postvacacional.