By
Nuria Candela López

En el corazón del barrio de la Barceloneta, bombea, desde hace un año, el Caballa Canalla. Y lo hace en una posición privilegiada, formando parte de uno de los laterales del mercado que dinamiza el barrio de pescadores de la ciudad. Con un espíritu jovial y un enfoque renovador no del que inventa algo nuevo, sino del que inyecta un punto personal a la cocina clásica y lo genuino.

Con un espíritu jovial y un enfoque renovador no del que inventa algo nuevo, sino del que inyecta un punto personal a la cocina clásica

Guillem Rofes, al mando de los fogones, se asoció a su madre, a la que embarcó en su aventura personal después de haber estudiado en la escuela de hostelería Hoffman y de haber trabajado en el restaurante Àbac y el Pepe Fritz. Soñaba con un restaurante de cocina de mercado, marinera, que conservase su esencia pero que pudiese aderezar a su gusto. El cuidado de la materia prima, de primera calidad, local y de proximidad es la base de su filosofía, que se apoya en su peculiar manera de elaborar y presentar los platos.

Su carta, a base de tapas y platillos, es tan amplia como sus horarios, abierto desde la mañana para ofrecer desayunos de tenedor, aperitivos, el menú del mediodía o un tapeo a deshora. Y, ¿qué come un canalla? Pues para empezar su versión de calamares a la andaluza, unas renovadas bombas de la Barceloneta, unas albóndigas con sepia y su ensaladilla rusa con ventresca, que ilumina el paladar de cualquier fan de la ensalada de verano por excelencia. Para seguir, una de sus especialidades es el Bacalao de El Perelló con espinacas frescas, sofrito a la catalana y muselina de ajo, los mejillones a la papillote con escabeche de miel o sus vieiras con alcachofa confitada, puré de celery y jugo de jamón.

IMG_2803

Como buen canalla, querrás probar los postres, y evidentemente es obligatorio consultar la parte dulce de la carta. Todos son caseros y apetecibles, pero el tiramisú y el flan de fruta de la pasión con espuma de coco son el cierre perfecto.

Además de su terraza en la plaza del mercado, y su sala principal, el Caballa Canalla esconde un secreto al acceder a la planta superior, Las Golfes; una sala con capacidad para más de 90 personas  que puede acoger talleres, degustaciones, showcookings y todo tipo de eventos. Justo al lado, más apartado, también está El clandestí, un reservado para unas diez personas para encuentros más íntimos.

Cocina canalla para un barrio también canalla, que lucha por mantener intacta una esencia que en ocasiones le fue usurpada.

Detalles




  • Dirección: Plaça Poeta Boscà 1, Mercat de la Barceloneta
  • Horario: L-J: 09:00 a 23:00. V-S: 09:00 a 24:00. D: 09:00 a 23:00
  • Teléfono: (+34) 93 221 94 14
  • Tipo: Restaurante
  • Web: http://www.caballacanalla.com/es/