By
Quim Coll

Parece mentira que en pleno 2018 la gente aún crea que en el mundo de la música ser mujer merece un género propio. Para todas aquellas personas que parecen no poder distinguir una mujer de otra si llevan una guitarra en la mano: os presentamos a boygenius.

Julien Baker, Phoebe Bridgers y Lucy Dacus decidieron formar boygenius después de salir de gira juntas

boygenius es el supergrupo formado por Julien BakerPhoebe BridgersLucy Dacus. El nombre es un guiño a la realidad de cómo a los hombres se les espolea desde pequeños para que digan la suya, mientras a las mujeres se les enseña a callar y a escuchar. Las artistas que forman el grupo han estado estrechamente relacionadas a causa de tours conjuntos y coincidencias en festivales, y siempre se habían encontrado con lo mismo: la gente las comparaba unas con las otras no por su música, sino por el hecho de ser mujeres.

Tanto Baker como Bridgers como Dacus están hartas de eso; no obstante, son plenamente conscientes de lo importante y necesario que es fomentar la música hecha por mujeres. De esa forma, su EP debut, titulado también boygenius, ha sido escrito, grabado, producido y masterizado por mujeres en su totalidad.

Portada de ‘boygenius’, distribuido por Matador Records

El EP, de tan solo 6 canciones, nos muestra los puntos fuertes de cada una de las artistas, así como lo que pueden llegar a conseguir trabajando juntas. Hecho para fomentar la colaboración y no la competición entre mujeres, la forma de concebir ese EP fue con una canción acabada y una idea por artista. De esa forma, ‘Bite The Hand’ podría ser una canción de Historian, el disco que Dacus ha publicado este año a través de Matador; ‘Me and My Dog’ lleva la huella de Bridgers por todas partes y ‘Stay Down’ podría ser un tema del maravilloso último disco de Baker, Turn Out The Lights.

Esas tres canciones sirven para expresar el potencial de cada artista individualmente, pero es en las otras donde boygenius realmente brillan como conjunto. ‘Souvenir’ tiene esa construcción lenta, pausada pero urgente, tan típica de Baker; y ‘Ketchum, ID’ empezó como una melodía de Bridgers y se convirtió en un himno al estilo del folk más tradicional. Pero no es hasta que no escuchas ‘Salt in the Wound’ que no te das cuenta de lo realmente valioso de boygenius; como consiguen elevar la calidad individual de cada artista para convertirse en un conjunto de ideas que subliman en algo superior.

De izquierda a derecha, Lucy Dacus, Julien Baker y Phoebe Bridgers. Foto de Lera Pentelute

Es por eso que el EP debut de boygenius se ha convertido en una de nuestras referencias preferidas de este año. La única queja es que se nos hace terriblemente corto. 21 minutos que nos dejan con ganas de mucho más. boygenius se encuentran de lleno en una gira americana que nos hace soñar con un posible paso por España. Sabemos que Julien Baker ya ha pasado varias veces por nuestro país, así que nos atrevemos a soñar. De mientras, seguiremos escuchando boygenius.