By
Olivia García-Patto

Bookman, la marca sueca que incorpora estilo y seguridad al ciclismo urbano, presenta Curve Front Light 2, el primer rediseño de su exitosa lámpara frontal para bicis, con más funciones, una estética renovada, más poder y más actitud.

Como casi todo el diseño escandinavo, las ideas nacen de una necesidad y el diseño cubre la función que la satisfará

Como casi todo el diseño escandinavo, las ideas nacen de una necesidad y el diseño cubre la función que la satisfará. En este caso, 5 chicos de disciplinas dispares se unieron entorno a la pasión por el ciclismo para cubrir un hueco en el mercado: la voluntad de vestirse bien, andar con estilo, cuidarse y divertirse al optar por un vehículo a pedales y no a motor.

Su inspiración vino de la gente que no quiere perder el estilo aunque se mueva contra los elementos, se moje, quizá sude o se despeine al ir en bici. Así que decidieron crear una línea de accesorios modernos, con diseños envidiables que mantienen seguro al ciclista mientras le permiten expresarse.

Con su segunda entrega de Curve Front Light 2Bookman incorpora en el diseño una facilidad de uso muy agradecida que hacen que colocarla, quitarla, encenderla, cargarla y cambiar sus modos sea tan sencillo y sin costuras como su diseño.

Curve Front Light 2 emite 100 lumens durante 2.5/3.5 horas, incluye un indicador de batería inteligente y es recargable mediante USB. Su fácil montaje es compatible con diámetros de 22-44mm y su diseño es completamente weatherproof.

Curve Front Light 2 está disponible en pre-venta en el sitio de Bookman, con fechas de envío a partir de la segunda semana de diciembre.