By
Quim Coll

Bikini Kill vuelven a los escenarios. La banda,formada en Olympia, Washington D.C., en el año 1990, es considerada pioneras del movimiento riot grrrl y uno de los máximos exponentes de la cultura DIY (do it yourself). En 1997 la banda se separó, dejando un gran legado dentro del mundo del punk. 23 años después, han anunciado una reunión.

Bikini Kill se reúnen 22 años después de su separación para un seguido de conciertos en Estados Unidos e Inglaterra

Ya nos lo veníamos oliendo; en 2017 tres de los miembros del grupo se “reunieron” para tocar una canción en la presentación de un libro, y en 2018, el sello de la banda remasterizó Singles, compilación de canciones que el grupo publicó un año después de dejarlo.

Pues bien, aún así la noticia nos pilló un poco a traspié. El 15 de enero, la cuenta de Twitter de Bikini Kill anunciaba varios conciertos en Los Ángeles y Nueva York. Los tres miembros que se reunieron en 2017 subirían al escenario; la mítica líder del grupo, Kathleen Hanna iría acompañada por Kathi WilcoxTobi Vail, con Erica Dawn Lyle sustituyendo a Billy Karren a la guitarra.

La noticia ha sido ampliamente celebrada en el sector de la música alternativa; tanto la gente que tuvo la oportunidad de ver el grupo en directo como aquellos que descubrieron la música de Hanna y los suyos cuando ya estaban separados sabemos que los directos de los de Washington eran apabullantes, rompedores y abrasivos. Algunos tuvimos la oportunidad de disfrutar del live de The Julie Ruin, banda en la que tocan Hanna Wilcox, durante el Primavera Sound 2015, pero no es lo mismo.

Bikini Kill en 1994. De izquierda a derecha, Tobi Vail, Kathleen Hanna y Kathi Wilcox

La importancia que Bikini Kill tuvieron (y tienen) en la música punk es enorme; su legado ha servido para abrir camino a muchísimas mujeres dentro de la escena punk rock y su influencia se nota en grandes grupos como Sleater-Kinney o en artistas como St. Vincent, que, por muy alejada que esté su música de la de Bikini Kill, sigue la misma ideología.

Es por eso que una reunión de Bikini Kill, 22 años después de su separación, es una gran noticia para todos. Y más aún ahora, que la banda acaba de anunciar un concierto en Londres el 10 de junio. Una oportunidad única y no muy lejos de casa para ver en directo uno de los grupos más importantes del punk de los 90.