By
Cecilia Díaz Betz

Bernhard Lang es un fotógrafo alemán con su campo base en la ciudad de Munich, sobre todo conocido por su instantáneas aéreas a lo largo y ancho de su país. De pequeño solía veranear en el popular pueblo costero italiano de Adria. Allí, a orillas del mar Adriático, el boom turístico hizo aparición estelar, apoderándose de la costanera. Empezaron a brotar sombrillas de colores, como si de insignias religiosas se tratara, donde antes había arena.

Bernard Lang decidió volver al pueblo donde pasó los veranos de su infancia, para traer de vuelta una serie de fotografías aéreas de lo más impactante.

Esta invasión colorista y geométricamente perfecta, ahora queda capturada a través de la cámara de Bernhard Lang, y su especial ojo avizor aéreo. Decidió volver al pueblo donde pasó tantos veranos de su infancia para traer de vuelta una serie de fotografías de lo más impactante. En ellas, los sentimientos son encontrados, ya que dan una extraña sensación de pulcritud, agobio, belleza, alienación y, en definitva, son una muestra de locura humana en serie.