By
Pau Roca

Mi tocayo Pau (Encinas) es Cauto. Vive en Vilert, un pequeño pueblo cerca de Banyoles, de donde también es Dani Guijarro aka Headbirds. Cauto, Dr. Res, Ilia Mayer, Uxuka, Mans O y C156 son los pilares sobre los que se sustenta uno de los sellos más respetados del estado: Disboot.

Cauto, Uxuka, Mans O o Dr. Res son los pilares sobre los que se sustenta uno de los sellos más respetados del estado: Disboot

El sello catalán decidió tomarse un respiro editorial -precisamente tras el último Ep de Cauto- para volver el año pasado por todo lo alto: Dr. Res, Mans O, Sunny Graves, Arenas y recientemente Ilia Mayer han editado en el renacido Disboot para volver a poner en valor la electrónica menos masiva que se hace en nuestra casa.

Dicen que las ciudades son lugares inseguros, ¿valoras más el haber nacido y vivir fuera del ritmo sofocante y tóxico de éstas?

La seguridad es un termino sobrevalorado: puedes estar en tu casa, resbalarte en la bañera y palmarla. Lo que si valoro es el aire puro y el poco ruido al que estás expuesto.

Vienes de una formación clásica. Explícanos un poco tu proceso de aprendizaje musical y tu paso a la música electrónica…

Pues estuve más o menos de los 5 años a los 15 estudiando violín pero a los 15 años me harté de ir a clases y dejó de interesarme. Por aquel entonces estaba muy metido en la escena hip hop de mi pueblo, así que mi primer contacto con la producción fue con un teclado RolandXP80 y un grabador de cinta de cassette donde grabé mis primeras bases. Recuerdo mi padre metiéndome bronca por usar tantos bajos.
 A los 15 años me harté de ir a clases de violín y dejó de interesarme

Hablando del pasado, no dejo de oír aquello de ‘cualquier fiesta pasada fue mejor’, en referencia a las fiestas y eventos que se montaban a finales de los ’90 y principios de los 2000. Vuestra crew fue pionera en montar saraos en los que se podía escuchar la electrónica menos masiva de clara raíz inglesa. Hablo de las fiestas Reboot, el precedente del sello Disboot…

Pues sobre las fiestas Reboot mucho no puedo contar ya que yo no formaba parte de la crew. Sí que fui a la fiesta Off Sónar que hicieron en La Cova y disfruté como un enano. Por aquel entonces con otros amigos teníamos un colectivo y montábamos raves y en una de esas hice mi primer directo. Un live de techno-dub en una fiesta de hartek, breakcore y drum&bass, así que puedes imaginarte cómo les pareció a algunos. Siempre me tocaba abrir o cerrar la fiestas pero disfrutaba mucho pinchando en la naturaleza con el solecito y en realidad la gente a esas horas también agradecía algo de espacio y tempos mas bajos.

Explícanos cómo entras en contacto con la crew de Disboot, qué relación te une a ellos y qué significa para ti el sello, que por cierto inauguraste tú con aquel Despertar Ep.

Pues fue a través de Myspace. En aquel momento no existía Disboot, como bien has dicho era Reboot. Recuerdo que quedábamos en la antigua tienda de discos Tasmaniac con Fernando (Uxuka) y con Sevi (Middleground). Luego Fer y Sevi se separaron como crew y junto con Fernando, Mikel de Manintheattic y la ayuda de Enric de Discontinu Records empezamos con Disboot. De hecho, si no recuerdo mal, el nombre viene de esa colaboración entre Discontinu y Reboot.
La relación que me une a ellos es de amistad ante todo. A nivel musical es un sello muy abierto a la experimentación y siempre me he sentido libre de hacer lo que me apetezca. Es una familia, va más allá de la música.
Disboot es un sello muy abierto a la experimentación y siempre me he sentido libre de hacer lo que me apetezca

Siguiendo con Disboot, Uxuka comentaba acerca del sello que la idea era sacar unos 10 releases al año. Se sacaron 4 releases en 2014 y uno en lo que llevamos de 2015 si no me equivoco. ¿Mejor pocos y buenos que muchos y mediocres?

La verdad es que si el tiempo y el dinero lo permitieran, seguramente se sacarían muchos y buenos. Yo creo que es más cuestión del trabajo que supone sacar un disco, que no que falte material con nivel suficiente para sacar más cantidad. Más cuando se han unido a la crew talentos de la talla de Mans O, Niño, Arenas o Sunny Graves.

En tu caso, hace bastante que esperamos tu álbum. ¿Se habló demasiado pronto sobre él quizá?

Puede ser, la verdad es que no es algo que me preocupe demasiado. En 2014 salió el vinilo de Iberian, cuando los temas son de finales de 2012. Pero bueno, todos mis amigos están en plan «cuándo sale tu disco?». Yo ya solo pienso en hacer música nueva y en los directos.

Yo ya solo pienso en hacer música nueva y en los directos

Hace cosa de un mes pudimos escuchar tu remix del ‘You Need a Friend’ de Strand. Saldrá en el sello Lowriders Recordings junto a remezclas de sospechosos habituales como Lost Twin (al que entrevistamos hace poco), Cauto, Glue Kids y Niño. ¿Algún otro proyecto, remix o colaboración a la vista?

Pues no hay nada que pueda avanzar, porque no hay nada terminado, pero habrá muchas colaboraciones en el futuro. Tengo muchas ganas de hacer cosas con otra gente. Bueno, está la colaboración con Headbirds en los directos de ambos, que salió como algo improvisado. Yo le estaba ayudando a usar el MPC para su directo y nos dimos cuenta que era mucho más divertido tocar dos personas, así que yo voy a sus directos y él viene a los míos.

Parece que salvando contadas excepciones (Alizzz, Talabot y poco más) cuesta mucho que los artistas españoles consigan el reconocimiento mediático que se les supone por su talento. ¿A qué crees que se debe? Lost Twin apuntaba directamente a los medios…

Según los medios tener éxito es tenerlo fuera de España; de primeras se menosprecia al público de aquí. También la eterna separación de artistas nacionales o internacionales, la poca disponibilidad de espacios y, aunque estoy de acuerdo con Lost Twin, yo también apuntaría directamente al público, parece que decir eso es muy feo, pero lo digo como público que soy también. A mí me repatea estar viendo un directo y que no se puedan disfrutar los momentos más suaves porque todo el mundo está hablando, o que para que nadie se queje del precio de una entrada tiene que haber un nombre internacional, sino parece que te están estafando. No hablemos de bolos en los que se pretende pagar con compartir cartel con fulanito de tal.
Parece que hay un empeño en inventarse una escena que según mi opinión no existe, que no se me entienda mal, hay mucho talento y muchos artistas nos conocemos o somos amigos pero eso no hace una escena como yo la entiendo. Y, aunque ha mejorado mucho, falta mucho más para poder hablar de una escena como tal. También llevo mucho tiempo sin salir asiduamente, tal vez mi visión no es del todo fiel a la realidad.
Parece que hay un empeño en inventarse una escena que según mi opinión no existe

El mismo Uxuka decía en una entrevista que a Barcelona le faltan clubs como el Moog en el que tanto artistas como empresarios puedan ganar lo necesario para que esto sea un win – win. ¿Qué más le falta a Barcelona para crear un movimiento sólido de clubs y artistas?

Un club grande que haga competencia a los grandes, menos postureo, licencias para clubs pequeños, promotores arriesgados y menos postureo (sí, dos veces).

Vamos acabando ya. ¿A qué restaurante de Vilert (o de Banyoles, va) llevarías a un amigo o a tu pareja para sorprenderlo/a?

En Vilert, por no haber no hay ni panadería, probablemente cocinaría algo en casa o le llevaría al terreno en la montaña donde vive mi padre.

¿Y qué disco escucharías para tomarte la copa de después?

No soy muy ‘digger’ y muy probablemente le pediría que me dijera algo que escuchar, me encanta descubrir música a través de mis amigos, pero un disco que me flipa y he escuchado mucho últimamente es Hiatus Kaiyote – Choose Your Weapon.

Lost Twin nos pedía hacerte esta pregunta: háblanos de la influencia que ha tenido el entorno donde has trabajado en tu nuevo disco.

Pues muchos entornos he tenido en este disco, pero sobre todo muchos cambios en mi vida artística y personal. Las ideas en bruto salieron de Berlín, de quedarme sin ordenador y trabajar solo con el MPC y un sinte. También me cambié de estar muchos años trabajando con Logic a usar Ableton, de usar plugins a trabajar con hardware, de una relación de 5 años a estar soltero, de vivir en Berlín a volver al pueblo de mi infancia después de 11 años, de no preocuparme nada la política a pillar dolores de cabeza al ver la mierda en la que estamos metidos todos. Digamos que nació en Berlín y maduró en Vilert, de una ciudad de 3,5 millones de habitantes a un pueblo de apenas 35 personas.

Genial, ahora necesitamos que nos digas a quién quieres que entrevistemos después de ti y qué pregunta le harías.

Pues me gustaría que hicieras la entrevista a Autopsy Protocol y le preguntaría si volverán a hacer las fiestas Day of The Droids.

¡Muchas gracias, Pau!