By
Pau Roca

bRUNA es de aquellos artistas perfeccionistas y escrupulosos que no dejan nada al azar. Puede que sea una frase muy manida sí, pero es lo primero que a uno le viene a la cabeza al intentar describir o desmenuzar la trayectoria profesional de Carles Guajardo. Su estética aparentemente reservada y tímida esconde un discurso musical basado en la emotividad y las sensaciones. El niño mimado -con razón- del Sónar Festival (ha actuado en él siete veces) sigue siendo un diamante cada vez más pulido dentro del abanico musical barcelonés. Alguien a quien no le preocupa el incesante -e indecente- ritmo con el que parece que los artistas deben sacar música y que hace las cosas cuando y como quiere.

bRUNA es un diamante cada vez más pulido dentro del abanico musical barcelonés.

Tras cuatro años sin tener noticias suyas, bRUNA publicó el año pasado ‘Thence’ en Spa.RK, un álbum de temas preciosistas y enternecedores que van del synth-pop a la IDM pasando por el french house para ser escuchados tanto en un club como en el salón de casa. Además, bRUNA dirige junto a Wooky y Lester el programa Lapsus Radio, que desde este mes de septiembre se lleva a cabo en Radio 3 de RNE.  

Tercera entrevista tras las de beGun y Alizzz y no queríamos perder la tradición de preguntarte primero por la relación que tienes con Barcelona. ¿Piensas que te influye a la hora de componer? ¿Te han afectado profesionalmente los cambios que ha sufrido la ciudad en los últimos veinte años?

Me han afectado, sí, y para mejor. Cada vez está despertando más interés lo que ocurre por aquí a nivel musical. Estamos en plena fase de esplendor creativo y cada vez más son los promotores que apuestan por el producto nacional y/o local. A nivel de composición también influye, por supuesto, pero no lo veo como un hecho determinante (he vivido en muchos sitios diferentes a lo largo de mi vida). Cualquier input, positivo o negativo, grande o pequeño, puede ser un detonante para iniciar el proceso creativo.

Cada vez está despertando más interés lo que ocurre por aquí a nivel musical

Cuéntanos un poco tu día a día. ¿Cómo compaginas el tema de la jurisprudencia y casos judiciales con hacer música o, desde hace poco, dirigir un programa de radio como Lapsus en Radio 3 de RNE?

Y además del programa, no te olvides que también co-dirijo con los Alberts Wooky y Lester un sello discográfico y un festival, que Lapsus es un proyecto tricéfalo (no sé si existe la palabra, pero bueno). No eres la primera persona que me lo pregunta, y de hecho no sé muy bien qué contestarte. Supongo que es la energía propia de la edad que tengo y la pasión con la que hago todo esto. Necesito tener la cabeza ocupada todo el tiempo con varios proyectos sobre la mesa, algunos del presente más inmediato y muchos otros de futuro para cuando los proyectos del presente se van consolidando.

Siguiendo con Lapsus, dinos tres personajes relacionados con el mundo de la música a los que te gustaría entrevistar, y el porqué.

Kevin Shields, Elizabeth Fraser y Vince Clarke. ¿Por qué? Por puro fanatismo.

Recuerdo leer que Thences se gestó en sólo dos o tres fines de semana de 2010 en los que acumulaste mucho material del que luego rescataste las once piezas que forman tu último álbum. ¿Has vuelto a tener en los últimos meses algún fin de semana tan creativo como aquellos? ¿Editar en un sello como Spa.Rk te da la tranquilidad de poder trabajar a tu ritmo y sin presión?

Sigo teniendo brotes creativos espontáneos, sí, pero también estoy procurando encontrar una rutina, unos horarios fijos cada día (que puedo) en el estudio para dar con un cierto tipo de dinámica de trabajo para que el hecho de grabar no se convierta en algo tan anárquico como antes. De momento los resultados son muy satisfactorios. Y sí, spa.RK nunca me presionó para que sacase un disco en una determinada fecha, para ellos prima el resultado de la obra sobre cualquier otra cosa.  

Acostumbrados como estamos a que los artistas saquen bastante material cada año, tu caso es bastante curioso. Apenas tienes un Ep en el mercado (en Paradigma Musik hace más de seis años) y un par de álbumes. ¿Te preocupa la inmediatez y lo efímera que se está volviendo la música? ¿Puede que sea una de las razones por las que prefieres sacar poco material, o me equivoco?

Vivimos un momento en el que, no sólo la música, sino todo “lo cultural” se ha devaluado hasta extremos vergonzosos. Quizás por la accesibilidad, quizás porque ya esté todo inventado… Es una pregunta que daría para un libro entero y creo que tendríamos que consultar a varios sociólogos para saber la respuesta, si es que la hay. Yo desde un principio lo que me propuse fue poder hacer lo que quisiera, cuando quisiera. Y al final, sin presiones de ningún tipo, he ido cumpliendo todos mis sueños de infancia: hacer radio, publicar discos, poder comprarme sintetizadores con los que soñaba de pequeño, viajar por el mundo presentando mi música, producir discos a otros artistas… incluso hacer una banda sonora que llegó ser seleccionada para los premios Goya (Seis Puntos Sobre Emma, cuyo disco EMMA, un trabajo en colaboración con David Cordero, publicó el sello Foehn, en 2012).

Al final, sin presiones de ningún tipo, he ido cumpliendo todos mis sueños de infancia

bRUNA casi no existe en las redes sociales (sobre ello te tocará responder en la última pregunta), tus actuaciones en directo son contadas, así como tus Dj sets. ¿A qué se debe? ¿Te sigues sintiendo ridículo cuando tocas en directo tus propias canciones? ¿Es inseguridad o simplemente eres reacio a ello por tu introspectiva manera de ser?

Mi momento de esplendor en redes sociales lo tuve durante los años 2005 a 2010 vía myspace (ese cadáver…). Lo pasé en grande haciendo el idiota todo el día, y de hecho conocí a gente estupenda con la cual he creado lazos de amistad muy fuertes. Pero me cansé de todo esto, quita muchísimo tiempo, y el tiempo es algo que, como he comentado antes, no me sobra. A día de hoy sólo estoy semi-activo en twitter para saturar de auto-promoción mía o de Lapsus a quien quiera seguirme. Sobre tu segunda pregunta: más que inseguridad o introspección (los que me conocen saben que soy cualquier cosa menos introvertido) me sentía ridículo tocando en directo las canciones de mi primer Lp (And It Matters To Me To See You Smiling, 2009) porque se trataba de un trabajo con una carga emocional muy profunda, y cada vez que tocaba esas canciones en directo reabría capítulos de mi memoria que no me apetecía tener tan presentes. De ahí que no quisiera hacer muchos conciertos por aquel entonces, tan sólo en ocasiones muy especiales.

Volviendo a Barcelona, ha habido una votación (o consulta popular) sobre la independencia de Catalunya. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Ninguna. Te lo digo muy en serio. Ni a favor, ni en contra, me importa un bledo. Estoy saturado del mono-tema. Si quieres un día te explico con argumentos sólidos cuál es el papel que creo que debería tener la política, sobre todo a nivel europeo, en momentos de crisis como este, pero mi opinión al respecto tampoco creo que le importe a nadie.

Me sentía ridículo tocando en directo las canciones de mi primer Lp porque reabrían capítulos de mi memoria que no me apetecía tener tan presentes

Oye, ¿y del anuncio de lotería de Navidad qué opinas? Yo creo que enfatiza la -tóxica- idea de que la máxima felicidad se consigue con dinero. ¿No es un poco peligroso jugar con esto con la que está cayendo? 

A mí es un anuncio que me gusta. Joder, me emocionó la primera vez que lo vi y todo. Leí por ahí que el director de fotografía se había peleado con la agencia de publicidad por haberle utilizado para ganar la adjudicación del concurso para que pudieran hacer el anuncio y luego la agencia no contó con él. Esto sí me parece chungo, pero el anuncio en sí me parece muy bueno. Si te soy sincero, y volviendo a tu pregunta, estoy bastante cansado de la gente a la que le sale la vena anti-capitalista durante la navidad, escribiendo tuits cargados de bilis desde su flamante iPhone 6, calzando unas Air Max de 150 Euros y con unas gafas Tom Ford de 200 y pico sobre la napia abogando por la austeridad, las campañas benéficas y las pollas en vinagre. O sea, basta.

Bueno, volviendo a la música, a Alizzz le preguntábamos por su relación con Sónar, pero es que tú has actuado en el festival hasta siete veces. ¿Qué ha cambiado desde la primera vez que pisaste el festival? ¿Barcelona necesita a Sónar o cada vez se irá diluyendo más esa relación?

Mi primera vez que pude ir a Sónar fue en 2001. Y digo que «pude ir” porque al festival le venía siguiendo la pista desde sus inicios, pero por edad o porque los exámenes del instituto o de la carrera coincidían en esas fechas y no me lo podía permitir. Me pillaba todas las revistas y periódicos que hablaban del festival, me compraba los Cd’s recopilatorios que sacaban (anda que no aprendí con ellos), escuchaba todas las entrevistas y programas de radio que hacían… Pero en 2001, con Masters At Work por primera vez por aquí, John Peel, Aphex Twin, Frankie Knuckles, Sonic Youth, Sigur Rós o Andrew Weatherall, ostia, no me lo podía perder. Barcelona necesita a Sónar, desde luego. Ya no cabe entender un mes de junio sin el festival. Creo que hay muchísima gente que todavía no es consciente de la suerte que tiene por tener el que quizás sea el mejor festival de música electrónica del mundo en casa. Es mucho más fácil decir que “todo es una mierda” desde twitter en pantuflas, claro.

Creo que hay muchísima gente que todavía no es consciente de la suerte que tiene por tener el que quizás sea el mejor festival de música electrónica del mundo en casa

Vamos acabando. Primera cita con una chica. ¿A qué restaurante de Barcelona la llevarías y qué disco le regalarías?

Soy adicto a la pasta con salsa de ricotta, a las empanadas vegetales y al tiramisú del Sarrietto, en Plaça Camp, número 2. Ella que se pida una ensalada si quiere, yo desde luego no. Le regalaría un disco idiota, para que se ría y así rompemos el hielo.

Entonces empezáis a sinceraros y le cuentas tu ‘guilty pleasure’, que es…

Pfffff, yo qué sé, tengo demasiados y están muy interiorizados. Seguro que los vería antes de que me diera tiempo a decirle “oye, por cierto, que digo que…”.

Alizzz nos mandó que te preguntáramos lo siguiente: ¿Dónde está tu fanpage de facebook, instagram y todo eso?

No tengo ni creo que tenga por lo que te comentaba antes. De hecho un colega me abrió una fanpage en facebook hace unos años porque le extrañaba que no tuviera ninguna. Le pedí que la borrase y el tipo flipaba, no le entraba en la cabeza. En fin.

Y para finalizar, ¿a qué artista quieres que entrevistemos?

A Mans O, de Disboot.

Genial. Como sabrás, debes hacerle una pregunta.

¿Cómo van los nervios por Sónar? ¡Muchas felicidades por haber sido seleccionado!
Muchas gracias, Carles.