By
Quim Coll

A todos nos ha pasado. Las apps y plataformas de suscripción son lo normal hoy en día. Esas mismas apps te ofrecen un período de prueba de X tiempo. Todos lo aceptamos, disfrutamos de sus servicios y nos olvidamos. Y entonces es cuando te clavan un dineral y no sabes ni cómo ni por qué. F: Imagen promocional de El Lobo de Wall Street, de Martin Scorsese. Cortesía de Paramount

DoNotPay es una alternativa perfectamente legal a tener que dar tu tarjeta de crédito para realizar un período de prueba

Realmente, en un mundo en que la piratería está tan a mano, tiene mérito pagar por tus apps. Es algo necesario; un equipo de personas ha invertido su tiempo y su dinero en crear esa aplicación que te encanta y te ayuda tanto. Pero claro, es lógico y normal que antes de pagar por algo, si se te da la posibilidad, quieras probarlo.

Ahí es cuando entran los períodos de prueba, los free trials. Muchos de ellos te obligan a poner tu tarjeta de crédito para que empiecen. Y he ahí el momento en que vienen los problemas: o bien decides seguir con la aplicación y pagar la suscripción que sea, o bien te olvidas (ya que nadie te avisa cuando están a punto de finalizar) y acabas sin cancelarla, por lo que te cobran igual.

Algo así le pasó a Joshua Browder, a quién le cobraron $21.99 por una suscripción a un gimnasio que no iba. Entonces decidió crear la app DoNotPay. Esa app consiste en lo que él ha llamado una Free Trial Card, una tarjeta de crédito virtual que te permite usarla para registrarte a períodos de prueba de forma realmente gratuita. Cuando se acaba el periodo, DoNotPay te manda una notificación; si quieres seguir con la suscripción solo hace falta que cambies tus datos de pago. En el caso que no te interese, la aplicación cancela la suscripción de forma automática, y funciona con algunos de los nombres más grandes en tu appstore, como Spotify, Netflix, HBO o Tidal.

A través de un sistema de correos falsos y un algoritmo creado por la propia empresa, es la aplicación la que da el OK para que los períodos de prueba empiecen. Hace el trabajo que normalmente haría tu banco. De ese modo, si intentas usar la Free Trial Card para comprar alguna cosa, se te denegará de inmediato. Aún así, es una alternativa curiosa para aquellos que crean que los períodos de prueba gratuitos deberían ser gratuitos de verdad.