By
Alejandra Chacón de Azúa

Visitar museos se ha convertido en un must de cualquier tipo de vacaciones. En familia, en pareja, solos o en tours, siempre hay un hueco en nuestro planning para disfrutar de estos increíbles lugares. Porque nos gusta observar, nos gusta descubrir cosas nuevas, y nos gusta imaginar. El fotógrafo holandés Caspar Claasen ha querido retratar la belleza de ese mágico momento de observar, y lo ha hecho en su tira fotográfica Musea.

El fotógrafo ha querido plasmar esa relación tan extraña que se crea entre las obras de arte y los que las disfrutan

El artista explora la vida de los museos y las distintas y variopintas maneras que tenemos de observar arte, plasmando esa relación tan extraña que se crea entre las obras de arte y los que las disfrutan. Porque para él, al final todos formamos parte de esa gran exhibición. De este modo, y mediante unos encuadres amplios y coloridos, Caspar Claasen ha retratado a los visitantes de distintos museos holandeses en su estado más natural, al disfrutar (o no), de los diversos trabajos expuestos. Tal y como afirma en la revista AnOther: “cualquier momento improvisado puede perecer tan surrealista, significativo, estético o humorístico, que acaba pareciendo hecho adrede”. Y no le falta razón pues, esos momentos tan efímeros y cotidianos, pueden convertirse en pequeñas y maravillosas historias por contar, donde solo es necesario saber cuándo disparar.

Si quieres saber más sobre este artista y ver qué más ha hecho durante su carrera artística visita su página web.