By
Quim Coll

Art Partner, una de las principales agencias de management de artistas del mundo, organiza una competición pensada para que artistas de entre 18 y 30 años respondan de forma creativa a la emergencia climática. La competición será un granito de arena más a las formas que la industria del arte está presentando para combatir la situación de crisis en la que vivimos. F: ‘Rubbish_1’, proyecto colaborativo entre Harley Weir y Wilson Oryema. Cortesía de Harley Weir

El concurso de Art Partner, con un jurado especializado, elegirá seis propuestas enviadas por artistas de entre 18 y 30 años para exponerlas durante la conferencia climática de las Naciones Unidas

Y es que en un momento histórico en el que parece que la población se está uniendo para combatir el cambio climático, con las huelgas organizadas por Extinction Rebellion y la figura de Greta Thunberg presente en todas las cumbres por el clima que se realizan alrededor del mundo, la industria del arte tiene mucho que decir. El arte siempre ha sido un medio ideal a la hora de transmitir un mensaje; la creación de imágenes, vídeos, pinturas o incluso canciones que describan la situación de emergencia climática en la que vivimos tiene mucha facilidad para llegar al gran público.

El concurso estará formado por un jurado con algunos de los principales líderes de la industria, como la fotógrafa Harley Weir o el poeta, modelo y activista Wilson Oryema. El jurado elegirá las seis aportaciones más impactantes, que se mostrarán durante la conferencia climática de las Naciones Unidas, donde los principales líderes del mundo se intentarán poner de acuerdo para llegar a las cero emisiones de carbono en 2050.

El concurso busca a fotógrafos, cineastas, artistas de performance, diseñadores y músicos de entre 18 y 30 años. El ganador recibirá $10,000 de financiación para un futuro proyecto relacionado con el cambio climático, además de colaborar en un proyecto editorial de Art Partner. Los otros cinco elegidos conseguirán $2,000 de financiación además de un programa de tutoría en Art Partner. Tal y como cuenta Oryema, el mundo del arte necesita un soplo de aire fresco que haga despertar al público de su apatía general y consiga crear piezas de arte que inspiren acciones positivas y pensadas.