By
Cecilia Díaz Betz
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-08
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-07
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-015
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-013
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-011
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-03
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-01
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-010
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-06
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-05
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-04
xyz-integrated-architecture-hanger-designboom-012

Cuando un objeto va más allá de su mera funcionalidad, para rodearse de un halo artístico o fantasioso a través de su aspecto, estamos ante un objeto digno de mención y, sobre todo, de adquisición; por muy sencillo, banal o común nos parezca el mismo. Tal es el caso que nos ocupa hoy, una colección de perchas bautizada como Hanger (colgador en inglés) que nos ha robado el corazón arty ipso facto, y que ha sido creada por el estudio de Georgia XYZ Integrated Architecture.

El ejercicio y la reflexión previa que lleva implícito buscando mejorar nuestra cotidianidad lo convierten en un objeto muy humanista

¿Qué puede haber más común que una percha en nuestro hogar? Nuestros armarios y burras están a rebosar de ellas, pero hasta ahora nadie se había parado a darle un aspecto más escultórico para que, por ejemplo, al estar vacías de ropa, no rompan la armonía y adquieran cualidad decorativa. El ejercicio y la reflexión previa que lleva implícito Hanger, buscando mejorar nuestra cotidianidad, unido a su impecable diseño y producción final, lo convierten en un objeto muy humanista. Además, están realizados de forma artesanal en acero inoxidable por Alexandre Barbakadze. Todo un objeto de culto tanto para diseñadores de moda, como para el resto de los mortales.

Photos © Bakur Tvrineli