By
Cecilia Díaz Betz

No es la primera vez que os hablamos del estudio de diseño valenciano Masquespacio, y a juzgar por la excelente trayectoria que están llevando a cabo estos años, sabemos que no será la última. Si hace más de un año y medio os hablamos con entusiasmo de la que fue su primera colección de mobiliario, The Toadstool, ahora y sin perder un ápice de ilusión, os presentamos una nueva tentación: Arco Houtique. Un conjunto de muebles que sigue la estela setentera iniciada con su predecesora, pero con el surrealismo como inspiración y el arco como protagonista absoluto del relato.

Un sofá, sillas, mesas y taburetes altos, dispuestos a dar un giro de extroversión y sugerente sensualidad a tu hogar

Una oda al arco en clave metalizada y color deslumbrante; el amarillo, de la que nace un sofá, sillas, mesas y taburetes altos, dispuestos a dar un giro de extroversión y sugerente sensualidad a tu hogar. Formas redondeadas y elegantes, pero que a su vez, teñidas de amarillo chillón, desprenden cierto aire naïf y un halo de ensoñación.

No obstante, es la colaboración con el infalible terciopelo de Houtique, donde se despliega toda la magia. Por un lado dotando al conjunto de ese importante detalle de calidez funcional, y por el otro, anclándolo en los ’70.

Arco Houtique podría ser perfectamente el mobiliario de Alicia en el País de las Maravillas, los objetos con los que cualquiera de nosotros podríamos tropezar en nuestros sueños, o la comedida extravagancia que anhelamos en secreto y que parece que por fin, podemos hacer realidad.

Podéis ver más trabajos de Masquespacio a través de su web.