By
Olivia García-Patto

Hay mojitos y hay mojitos. ¿Estamos de acuerdo, no? Pues bien, en Good2b tenemos claro que el ingrediente clave que marca la diferencia en la gastronomía líquida es el Angostura Aromatic Bitter. Tres pequeñas gotitas de esta poción pueden darle un giro 360º a cualquier bebida.

Angostura Aromatic ha dado el salto de las barras de los más aclamados american bars a los salones de las casas

Nacido hace 200 años como remedio para malestares estomacales, los detalles de esta creación del cirujano Johann Gottlieb Siegert han permanecido bajo llave. De hecho, apenas 5 personas conocen todos los nombres y proporciones de los 25 ingredientes que componen la receta de Angostura Aromatic Bitter. Esta fórmula tan peculiar ha aderezado millones de bebidas desde sus inicios, aportando un toque amargo, algo ácido y con un sabor muy peculiar que equilibra el resto de tónicas sensoriales en cada bebida.

La mezcla de Angostura de hierbas y especias naturales maceradas en alcohol ha dado la vuelta al mundo de barra en barra desde Trinidad y Tobago y se ha convertido en un componente intrínseco a la cultura coctelera. De hecho, desde un principio fue introducida en el mundo de la coctelería y creció en paralelo, hasta tal punto que cócteles como el Old Fashioned o el Manhattan no pueden existir sin él. Otros, como el Pink Gin, el Daiquiri o el Martini fueron popularizados más adelante en la historia del Angostura Aromatic Bitters por figuras indispensables de la coctelería como Dale DeGroff.

Actualmente, Angostura Aromatic Bitters ha dado el salto de las barras de los más aclamados cocteleros y los american bars a las cocinas y salones de las casas. Y es que hay algo sobre los cócteles que hace que cada reunión en la que están presentes sea especial. Por eso, cada vez más cocteleros aficionados –es decir, cualquiera que decida invitar amigos a casa y entretenerles un rato con unos mojitos, unos gin & tonics o incluso un old fashioned para los más aventurados– le añaden el toque profesional a sus mezclas con Angostura Aromatic Bitters. Con apenas 3 dashes de Angostura la bebida que le sirvas a tus invitados hará que te vean como el o la savvy del grupo.

En definitiva, practicar el dashing –agregando las tres gotitas mágicas– con el Angostura Aromatic Bitters es el toque distintivo para pasar de un anfitrión sin más, al anfitrión perfecto. Y es que este bíter es a las bebidas lo que la sal es al a comida, por lo que incluso puede vestir refrescos, combinados y otras bebidas sin alcohol. Dicho esto, queda claro que además de hielo picado, hierbabuena, pimientas y demás esenciales para una fiesta o reunión en casa, el Angostura Aromatic Bitters es el imprescindible más clásico para destacar en la copa.

#PracticaElDashing