By
Cecilia Díaz Betz

Cuando uno ve la silueta de la 1930’s desk lamp de Anglepoise es capaz de reconocerla casi de inmediato y, además, localizarla con la misma velocidad, por ejemplo, ¿en el logo de Pixar? ¡Exacto! Hablamos de una lámpara icónica, y hasta el mismísimo escritor Roald Dahl no pudo separarse nunca de ella.

Esta idea surgió fruto de un encargo del Roald Dahl Museum & Story Centre

La no menos legendaria firma británica que la inventó, Anglepoise, acaba de presentar una revisión del modelo original pero en tamaño gigante, convirtiéndola en la lámpara ideal de pie. Originariamente, esta idea surgió fruto de un encargo del Roald Dahl Museum & Story Centre. En 2005 se les ocurrió la brillante idea de pedir a Anglepoise una versión enorme de la 1930’s desk lamp, haciendo un guiño a uno de los personajes más entrañables de la bibliografía de Dahl: El gran gigante bonachón. Este año, con motivo de la celebración de los 100 años del nacimiento de este destacado autor, Anglepoise ha querido rendirle homenaje poniendo oficialmente a la venta esta fabulosa lámpara gigantesca que, además, está disponible en versión para exteriores. Haz clic aquí para más información.