By
Nuria Candela López

Angelika Arendt es una artista que reside y crea desde Berlín, de la que poco sabemos excepto que realiza trabajosos dibujos a tinta y esculturas psicodélicas hechas de poliuretano pintado. Como si de una experiencia inmersiva se tratase, te dejamos a solas con ellas.

Si observamos con detenimiento sus monumentales esculturas de poliuretano policromado, podríamos dotarlas de sabor u olor

El imaginario de Angelika Arendt está poblado de grandes dosis de misterio, de flora y fauna. La artista afincada en Berlín fusiona en sus practicas artísticas dos de sus intereses creativos: el diseño textil y las bellas artes. Desde su estudio, trabaja el dibujo y la escultura creando formas orgánicas que parecen crecer a través de cada forma y cada línea. Arendt estudió diseño textil en la Universidad de Reutlingen, donde se graduó en la Academia Estatal de Bellas Artes, estudios de los que pudo extraer toda una gama de principios fundamentales muy presentes en su desarrollo artístico.

Ganadora de un premio Berlin Hyp, también ha experimentado con el grabado, aunque es en el dibujo y la escultura donde se mueve más cómodamente. Cada uno de sus trabajos es completamente único, lo singular que hay en cada uno de ellos es la forma en que crecen desde su propio interior.

Texturas, colores y patrones podrían ser las tres palabras claves que definiesen su obra. Basta con observar sus monumentales esculturas de poliuretano policromado, a las que incluso podríamos dotar de sabor u olor tras un rato frente a ellas. Algunas de ellas, nos trasladan a un poblado fondo marino en el que nos podríamos quedar hipnotizados entre formas y colores.

Puede ser que la artesanía y su especial sentido de la estética colorista que apreciamos al ver sus obras fuesen las que propiciasen que fuese galardonada con el Berlin Hyp prize.

Te invitamos a descubrir su trabajo al completo aquí.