By
Sandra Navarro Bejerano

Ana Teresa Barboza ha logrado crear poesía a partir del tejido y el patronaje. Desde una conexión profunda y un entendimiento trascendental de la naturaleza, Ana escogió el bordado como aquella forma de expresión artística que le permite encontrar sentido en cada estrato de materia utilizada. Su nuevo proyecto realizado en colaboración con Rafael Freyre, Destejer la imagen, es una muestra de cómo las huellas que dejan cuerpo y la naturaleza son parte vital del objeto artístico.

Destejer es dar importancia a cada una de esas fibras; se trata de remontar a sus orígenes y ver no solo lo que son, sino lo que fueron

Barboza empezó su recorrido estudiando pintura por seis años, hasta que descubrió que la aguja la conectaba con un nivel de significado más profundo que el pincel. Para ella, cada punto dado tiene una textura única y con cada hilo que tuerce e intercala, se crea una red que crea sentido en el mismo acto de la confección. En este enmarañada construcción, los materiales utilizados tienen tanta importancia como el acabado al que se llega tras pasar por un largo proceso artesanal.

Los trabajos de Ana siempre tienen mucho que ver con la relación del ser humano con la naturaleza y Destejar la imagen, en especial, quiere mostrar el proceso vital en el que estamos envueltos. Las fibras utilizadas para el tejido provienen o bien de plantas o bien de pelajes de animales; de lo que una vez fue un junco en un río ahora deviene una canasta.

Las fibras emulan la armonía orgánica y se adaptan al cuerpo que envuelven, de modo las canastas de Ana se convierten en una especie caparazón natural, un molde que se ha plegado bajo un largo proceso manual de transformación de la materia prima. «Destejer» es dar importancia a cada una de esas fibras que formaron parte del circuito de la vida; se trata de remontar a sus orígenes y ver no solo lo que son, sino lo que fueron.

La consonancia entre naturaleza y manofactura también se encuentra en otros trabajos de Ana Teresa Barboza, que con su vocación textil ha confeccionado proyectos tan ambiciosos como Inmersión o Leer el Paisaje. Si quieres pasarte a echarle una ojeada, encontrarás imágenes de ellos en su página web.

Como vez, la naturaleza da mucho de sí, no falta más que un clic para acabar de convencerte de ello.