By
Cecilia Díaz Betz

Es cierto que ya no es novedad que el mundo de la gastronomía está en la cresta de la ola. Nunca la gente había estado tan entusiasmada, concienciada y participativa en lo que a este sector se refiere. Bien es cierto que la exaltación del buen comer siempre estuvo ahí desde tiempos inmemoriables, pero desde hace algunos pocos años la motivación ha empezado a crecer exponencialmente y se ha hecho generalizada. Como resultado, el buen comer y sus artes están, nunca mejor dicho, en boca de todos.

Quizás la diferencia clara con antaño reside -desarrollos e innovaciones culinarias aparte- en que ahora ya no nos vale todo. Ponemos el ojo avizor en conocer la prodecencia de los alimentos, sonreímos con cariño cuando nos dicen que son productos de temporada y de proximidad, nos interesamos en saber quién está detrás, y la vuelta a los orígenes más artesanos en según qué prácticas, nos hace sentir un poco más cerca de todo este entramado.

El ánimo de All Those es de inspirar, sensibilizar y conectar a la gente llegando a crear una gran comunidad de personas amantes de la comida

Así que, de la voluntad de comunicar esta pasión por la comida nació All Those, un proyecto online con alma comunitaria, muy en la onda de publicaciones como Kink Folk, donde se ensalza la figura de los artesanos, cocineros, productores y emprendedores, que contribuyen a mejorar sus comunidades, y ponen un especial cuidado y cariño en todo aquello a lo que dedican su vida. Desde panaderos que rescatan el buen hacer del gremio arrinconado entre hornos eléctricos, hasta baristas obsesionados en el tueste óptimo del café, jóvenes maestros queseros que ponen en práctica recetas olvidadas, o chefs que madrugan cada día para llegar antes que nadie al mercado del barrio para llenar su cocina de producto local y de temporada.

El ánimo de All Those es de inspirar, sensibilizar y conectar a la gente llegando a crear una gran comunidad de personas amantes de la comida.  En este sentido, Santi García y Viqui Sanglás lo tenían claro cuando volvieron a su ciudad natal, Barcelona. Tras años de experimentación y fructífera observación en ciudades como Nueva York o Berlín, cayeron en la cuenta de que en Barcelona faltaba un empujón más y decidieron embarcarse en este bonito proyecto. «Queremos que la gente sea sensible y preste más atención a lo que come. A su vez, nos gustaría inspirar a más personas a perseguir su sueño y emprender su proyecto. El objetivo es conectar y trabajar con personas que piensen igual que nosotros para conseguir que la comunidad crezca».

Aunque actualmente se encuentra en pleno arranque, con un sólo un mes de vida a sus espaladas, la web de All Those ya cuenta con entrevistas de lo más interesantes, y la comunidad empieza a crecer poco a poco, así que merece la pena no perderle la pista al proyecto. Si eres amante y apasionado de la gastronomía, los contenidos te entusiasmarán, pero si además valoras mucho la imagen y el envoltorio, All Those está hecho sin duda para ti. Visítales aquí.