By
José Delgado

Con base en Londres, la joven fotógrafa lituana Aleksandra Kingo, ha creado un excitante mundo de color, agradable y a la vez increíblemente personal. Especializada principalmente en bodegones y fotografía de moda, ha trabajado para diferentes clientes comerciales y editoriales, como Hunger Magazine, Magnum y Bloomingdale. Normalmente las marcas con las que trabaja conocen de antemano su trabajo, y buscan un cambio de imagen o sienten una fuerte conexión con su mundo visual.

Sus principales influencias las constituyen el arte pop y el diseño de principios de los setenta, así como las historias cotidianas y la cultura popular contemporánea. Memes, gifs y vídeos virales que gravitan alrededor de nosotros todos los días y que la artista consigue amalgamar con una mirada cargada de humor e ironía.

Los saturados colores de sus fotografías y sus estudiadas composiciones a veces nos hacen pensar que se traten de pintura pop.

Su estilo colorido encuentra a su principal antecesor en Guy Bourdin, fotógrafo proveniente del ámbito de la pintura, donde desarrolló este fuerte sentido del color que posteriormente trasladaría a su obra fotográfica. Los saturados colores de sus fotografías y sus estudiadas composiciones a veces nos hacen pensar que se traten de pintura pop. La obra de Kingo tiene la capacidad de atraernos y a la vez dejarnos en shock, y lo hace sutilmente a través de su continuo coqueteo con la sexualidad y el deseo, a través de recurrentes imágenes de pintalabios rojos, plátanos, o lujuriosas comidas plasmadas en vibrantes colores.

tumblr_nnig4fly441rmfgpho1_1280

hungermag

 

edgeofhome-madmen-ring2_670 edgeofhome-twinpeaks_670