By
Nuria Candela López

Dice la primera acepción de la RAE, que la alegría es un sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores. Esto es precisamente lo que uno experimenta cuando cruza la puerta de L’Alegria, un nuevo concepto de restaurante que desde hace escasos meses ocupa una de las esquinas de la Plaza de la Concordia.

L’Alegria es la fiesta de la cocina y la gastronomía: diez platos, tres postres y las sugerencias que cada semana prepara el chef

L’Alegria es un jardín de las delicias, un pequeño espacio con pocos asientos en el que predomina la madera y la vegetación, donde todo está a la vista excepto un reservado que se esconde tras una cortina, para aquellos que buscan disfrutar en privado de ese murmullo que reina en todo el local; murmullo de unas risas que se escuchan en la barra, el de dos copas que chocan en un brindis, o el de unas voces que suben su volumen al encontrarse después de un tiempo. Y es que la alegría aumenta cuando se comparte, eso lo saben muy bien los ideólogos de este restaurante donde los platos saben mejor si se comparten.

L’Alegria es también la fiesta de la cocina y la gastronomía: diez platos, tres postres y las sugerencias que cada semana prepara el chef. Sin adornos, sencillos, una carta escueta pero en la que cualquier paladar, por exquisito que sea, encuentra el deleite que busca. Platos diseñados por su chef Giacomo Hassan, en los que predomina el sabor y la materia prima. El tartar de ternera con yema de huevo y galleta de maíz o su terrina de conejo con salsa de jamón son dos de sus propuestas carnívoras. Si hablamos de pescado, la raya con patata a la meunière y setas encurtidas o el pil pil de bacalao con almedras y alubias son una gran elección, aunque os aconsejamos que os dejéis sorprender por las sugerencias fuera de carta.

IMG_5893

Cocina elaborada y mimada, de precios asequibles, servida por los camareros o por el propio cocinero, sin distinciones

Cocina elaborada y mimada, de precios asequibles, de los fogones a la mesa servida por los camareros o por el propio cocinero, sin distinciones; porque como la alegría, el protagonismo del equipo también se comparte. El esmero con el que explican los platos, sus consejos, saben transmir a la perfección el entusiasmo y dedicación por lo que hacen con un trato cercano, amable, familiar.

Y es que sus propietarios, Lito Baldovinos y Enric Rebordosa se han convertido en unos magos de la hostelería, creando paraísos gastronómicos donde se les antoja; véase Paradiso, La Confitería o El Maravillas. Su último capricho ha sido L’Alegria y estamos seguros de que no será el último…¡que siga la  magia!

IMG_5912

Para terminar, un buen postre; Caramelo de chocolate con aceite y sal acompañado de un vino dulce y una canción de Franco Battiato.

¿Cómo para no ponerse contento, eh?

Os hemos dado las coordenadas, cuando necesitéis más alegría, ya sabéis donde encontrarla.

Sigue su página de Facebook para estar al tanto de todo.

Detalles




  • Dirección: Carrer del Remei, 2
  • Horario: De martes a viernes: 19h a 2h (cocina 20/23:30h), sábado de 13h a 16h/ 19h a 21h y domingos de 12h a 15h
  • Teléfono: 931448284
  • Tipo: Restaurante
  • Web: http://lalegria.cat