By
Cecilia Díaz Betz

Alacrán empieza su conquista en nuestro país. Este tequila y mezcal mexicano, con tan sólo 4 años de vida, sigue su ascenso al olimpo de los destilados y ya se puede conseguir en Barcelona en el Magatzem Escolà. Un doble en botella blanca y botella negra que hará las delicias de los más sibaritas.

Por una lado, tenemos el embotellado en negro y acabado ‘soft touch’, el tequila blaco Alacrán 100 % agave weber azul. Una bebida suave, de color cristalino, aromas florales y especiado. Y, por el otro, contrastando en botella blanca, encontramos el mezcal Alacrán 100% agave espadín de producción artesanal en el pueblo de San Dionisio, Oaxaca y denominación de origen.

La diferencia con el tequila está en su lugar de origen, proceso artesanal, tipo de agave y sabor más potente: ahumado y leña sin estar en contacto con barricas. Además, pr si fuera poco, Alacrán siempre ha estado vinculado al arte urbano, y ya son muchos los artistas que han colaborado diseñando botellas de edición limitada. Desde Angus Alcántara, Ricardo Cavolo, Daniel Espinosa, Demo o Auska Design.