By
Laura Naranjo

Se lanzó al mercado en el 2000 por un tiempo limitado de cuatro años y su singularidad, riqueza aromática y versatilidad en mixología dejaron huella entre los bartenders de todo el mundo. Ahora, y a petición ex profesa del sector hostelero, Tanqueray Malacca vuelve a vestir las vitrinas de las más selectas coctelerías con una edición de 100.000 botellas numeradas. Una joya de coleccionismo que sin duda sorprenderá a los amantes del gin tonic Premium.

La elaboración de Tanqueray Malacca, que debe su nombre al tercer estado más pequeño y uno de los más paradisíacos de Malasia, está basada en una receta ideada por Chales Tanqueray en 1839, durante uno de sus viajes por el sudeste asiático en busca de las mejores especias para sus ginebras. Un viaje cuya ruta aparece representada en la etiqueta de esta icónica botella que, como la de Tanqueray Gin, está inspirada en las clásicas cocteleras de tres piezas.

El resultado es una ginebra refrescante, aromática, cítrica y frutal en la que el aroma seco a enero aparece sutil en un primer momento para dejar paso, después, a bayas frescas, semillas de cilantro, notas picantes y frutas tropicales. En boca se aprecian los característicos cítricos de Tanqueray, recuerdos florales y un sorprendente toque a canela. Perfecto para dar vida a cócteles clásicos como un Classic Martini, un Gin Fizz o un gin tonic diferente. ¿Qué dices?