By
Marta Serra

Justo cuando empiezan a aparecer grandes carteles publicitarios con propaganda electoral para las elecciones intermedias del 6 de noviembre en Estados Unidos, más de 50 paneles llenarán, a su vez, las carreteras de arte reivindicativo sin posición política, para invitar a la reflexión y al diálogo acerca de temas que preocupan a los habitantes estadounidenses. 

50 State Initiative defiende el poder subversivo del arte, capaz de provocar interrogantes y pensamientos

50 State Initiative es un proyecto impulsado por For Freedoms, una plataforma de artistas, instituciones y ciudadanos que hace el uso del arte y de iniciativas participativas para abrir debate entorno a cuestiones sociales. Financiada por crowdfunded, la propuesta actual cuenta con la colaboración de más de 200 instituciones y artistas que llevarán a cabo simultáneamente por todo el país charlas, actividades y exposiciones relacionadas con el arte político. El objetivo es defender el poder subversivo del arte, capaz de provocar interrogantes y pensamientos que, de otra forma, quizá no llegarían a formularse.


Be Strong and Do Not Betray Your Soul: Selections from the Light Work Collection.

“¿Qué quiere decir esto?” es una de las preguntas más frecuentes que reciben los miembros de For Freedoms, a la cual ellos responden “¿Qué crees tú que quiere decir? Nosotros no lo sabemos, podemos tratar de entenderlo juntos”. Y es que esta campaña no trata de posicionar políticamente a nadie, tan solo de incentivar la libertad de expresar abiertamente las preocupaciones, los miedos, los acuerdos y desacuerdos en relación con el gobierno actual.


‘Sad’, de Marilyn Minter

En Montana un panel de Fred Tomaselli muestra un mapa de Estados Unidos con la frase “I’ve Fallen and I Can’t Get Up” (He caído y no me puedo levantar”), mientras que Marilyn Minter, en Arkansas, escribe “Sad!”(¡Triste!), un adjetivo muy usado por Donald Trump en Twitter. Una foto del muro de la frontera con México acompañado de la inscripción “Romans 13:10” (haciendo referencia al verso de la biblia “el amor no hace daño al prójimo”) aparece en New México, obra de Richard Misrach. Una reflexión entorno el arte, la política y la publicidad que no deja indiferente a nadie y que se ha convertido en el proyecto público de arte más grande del país.