By
Quim Coll

Ojo con esta primera semana de octubre. Han salido tantos discos que no hemos dado abasto. Aquí os recomendamos cinco novedades musicales destacadísimas, pero nos hemos tenido que dejar por el camino trabajos de bandas como Chromatics, Los Punsetes, Wilco o Carla del Forno. Nada…

Manel – Per la bona gent

Danny Brown, DIIV y Manel sorprenden con sus respectivos álbumes mientras que Angel Olsen y Nick Cave se reafirman como artistas representativos de una generación

La primera canción del quinto disco de Manel se titula Canvi de Paradigma. Como si de una broma se tratara, ese tema es el más parecido al resto de su discografía de todo el disco. Y es que el cuarteto catalán ha dado la vuelta a cualquier concepción que se pudiera tener sobre ellos con un disco que bebe de la electrónica, con toques que nos pueden recordar a grupos como Phoenix. Aún así, Per la bona gent contiene alguna canción como L’Adela i els marges, en la que recuperan la guitarra acústica; y una de las últimas canciones del disco, Les Estrelles, es el ejemplo perfecto de lo que hace de Manel la banda catalana que, a pesar de llevar haciéndolo desde 2008, lo sigue cambiando todo.

Cortesía de Youtube/Manel

Danny Brown – uknowhatimsayin¿

Danny Brown ha dado un paso atrás en cuanto a locura con su quinto álbum de estudio, uknowhatimsayin¿. Otros álbumes suyos, como XXX o Atrocity Exhibition, aunque muy buenos, eran un viaje al subconsciente de un artista afectado por las drogas y sonaban paranoicos y violentos, como si fuesen un ataque de pánico. Ahora, tras un cambio de imagen radical, Brown parece mucho más tranquilo y relajado, y eso se transmite en su nuevo disco. Parece que nada le acabe de importar del todo y eso hace que sus canciones suenen divertidas y desenfadadas, con un toque retro y con colaboraciones de altura, como JPEGMAFIA o Run The Jewels. Os dejamos con uno de sus últimos singles, 3 Tearz.

Cortesía de Youtube/VEVO/Danny Brown

Nick Cave – Ghosteen

En 2015 Nick Cave perdió a su hijo de 15 años. Cuando pasó, Cave estaba en pleno proceso de grabación del que terminaría siendo Skeleton Tree (Bad Seed, 2016). Cambió partes del disco para que hablasen de temas relacionados con la muerte, la pérdida y el duelo, y el resultado fue uno de los discos más devastadores de la amplísima carrera del australiano. Hoy acaba de publicar Ghosteen (Bad Seed, 2019), el que pone punto y final a una trilogía empezada en 2013 con Push The Sky Away. Contiene las primeras letras escritas por Cave desde 2015, y es como un acompañante mil veces más calido, tranquilo y dulce a Skeleton Tree. Es un doble disco (el primero con 8 canciones, el segundo con 3) que demuestra por qué Nick Cave debería estar en todas las listas de los mejores songwriters de la historia.

Cortesía de Youtube/Nick Cave

DIIV – Deceiver

DIIV ha hecho nada más y nada menos que el mejor disco de su carrera. Es mucho decir para una banda cuya discografía empieza con el Oshin (Captured Tracks, 2011), un disco que encapsula a la perfección los sonidos indie que definieron el principio de la década; unos sonidos que, hoy en día, aún sirven como influencia para una cantidad enorme de bandas. Aún así, Deceiver (Captured Tracks, 2019) nos muestra a DIIV en la cima de su poder como banda: Zachary Cole y los suyos no le temen a nada y nos regalan un disco con 10 canciones que beben del shoegaze de los 90 en las que encontramos restos sónicos de grupos como My Bloody Valentine o Slowdive.

Cortesía de Youtube/Captured Tracks/DIIV

Angel Olsen – All Mirrors

Angel Olsen ha sabido demostrar una y otra vez que es una de las artistas más destacadas de la escena alternativa actual. Lo hizo en 2014 con Burn Your Fire For No Witness, lo hizo en 2016 con My Woman y lo ha vuelto a hacer con All Mirrors, su último álbum. Pocas artistas han sabido mantener una discografía tan sólida y variada, aunque All Mirrors sea más cercano a su álbum de 2016 que al de 2014. Pero es que no podemos dejar de insistir en el hecho de que Angel Olsen ha sabido como reinventarse de forma atrevida y valiente, dejando atrás todo lo que ha sido como músico para ofrecernos un cuarto disco altamente emocional; un crescendo de sentimientos que explota en su último tema, Chance, uno de los mejores de su carrera.

Cortesía de Youtube/Angel Olsen