By
Laura Naranjo

Hoy la cosa va de Chispum, una firma de Barcelona que concibe la cocina como un lugar de encuentro, un espacio para la vida y para la relación con los tuyos. Es por este motivo que ha creado una colección de vinilos específica para este espacio de la casa.

Un baile de cacerolas, el eterno dilema del huevo y la gallina, una foca en la nevera? Los vinilos de cocina Chispum tienen vida propia, dicen cosas y están pensados para que convivan contigo y te roben, al menos, una sonrisa al día. O dos.

Para los que prefieran dar rienda a su imaginación, Chispum dispone de una colección ‘pizarras’ en la que apuntar la lista de la compra, escribir una nueva receta, o sencillamente, dibujar un garabato. ¿Qué dices? Tienes toda la información que necesitas AQUÍ.