By
Laura Naranjo

Si eres de los que no renuncia a su dosis de leche diaria, presta atención porque lo que viene a continuación puede que te interese.

El pequeño cartón de leche en su versión más vintage llega ahora reconvertido en un recipiente de vidrio. Es perfecto para desentenderse de los envases que tanto ocupan y para añadir un toque de estilo a tus desayunos. Diseñado a modo de vasija, es simple, elegante y muy útil. Consigue todos los detalles con un clic AQUÍ.