By
Marta Serra

BOLO: Be on (the) Lookout es la exposición monográfica de Sable Elyse Smith en la galería JTT de Manhattan (Nueva York), que se sumerge en el sistema judicial de crímenes racializados y en los métodos para inculcar la ideología imperante desde la niñez.

En su exposición, Sable Elyse Smith cuestiona los estereotipos dirigidos a las personas racializadas 

El título de la exposición surge del acrónimo usado por la policía para alertar o dar información acerca de posibles criminales. Con ello, se cuestiona los arquetipos de “sospechoso” e “inocente” establecidos en el imaginario colectivo y como estos perpetúan el sistema carcelario en Estados Unidos. 

 imagen de la exposición BOLO: Be on (the) Lookout

Una instalación con varias pantallas reproduce, una y otra vez, un clip de Late Night with Conan O’Brien. La actriz Julie Hagerty, de apariencia frágil y cándida, lee la frase de la novela Clocker de Richard Price “te he hablado nunca de la primera vez que maté a alguien?”. Se trata de un fragmento que sacó varias carcajadas de la audiencia, y que se basa, justamente, en los estereotipos acerca de la presunción de inocencia de una mujer blanca, totalmente opuestos a la culpabilidad que, por consiguiente, se atribuye al hombre negro. Porque, de hecho, la pregunta no puede sino traernos a la mente la imagen de Mekhi Phifer, actor negro que interpretó al traficante de drogas en la adaptación cinematográfica que se hizo del libro en 1995.

Room One: The Watcher, 2018

BOLO muestra también Coloring Book, un trabajo basado en las páginas de un libro para colorear que la artista encontró en las calles de Manhattan. El libro, que le sirvió de fuente de inspiración para la exposición, es justamente una herramienta educativa para familiarizar a los más pequeños con el sistema judicial, a partir de imágenes e interpelaciones directas en las que, por ejemplo, se les pide que ayuden a un pájaro a llegar al detector de metales.

Coloring Book 22, 2018
Coloring Book 18, 2018

Maps for a body thirsty for some other shit es otra de las obras que se puede ver, un collage creado a partir de un trozo de envoltorio de Doritos y una imagen de resonancia magnética encima de papel vitela. Con ello, se quiere evocar la banalidad de la espera y el intento de juzgar las intenciones de una persona en un momento de conflicto.

Maps for a body thirsty for some other shit, 2018