By
Lucía Morales

Anoche tuvo lugar el pistoletazo de salida del Festival D’A con visita de Louis Garrel, que vino a presentar Un hombre fiel, su segundo largometraje. El francés se quedó con todos los asistentes al marcarse un ‘Dolor y gloria’ llamando a Jean-Clude Carriére, coguionista de la cinta, para mostrarle la calurosa ovación de los asistentes del estreno tras ver la película. En su novena edición, presenta una nutrida selección compuesta por 114 películas, dentro de las cuales destacan 20 estrenos en España y 66 en Catalunya. Se presenta ardua tarea la de escoger solo diez títulos pero, aviso, puede que al final haya algún bonus track. 

  • Las hijas del fuego, de Albertina Carri

Albertina Carri (Buenos Aires, 1973) cuenta con una extensa carrera en la que el tratamiento político del cuerpo y lo queer componen el denominador común. En su sexta cinta, Carri aporta al D’A la cinta más subversiva y radical, interpretada en su totalidad por mujeres. El escenario de la película es la ciudad de Ushuaia. Allí, se reencuentra una una pareja de lesbianas que están en relación desde hace dos años. Una de ellas, tiene como objetivo rodar una película porno, que irá filmando mientras emprenden un viaje por el sur del país. Durante el recorrido, van sumándose otras chicas a una travesía cargada de placer, orgías y reafirmación de los derechos homosexuales y el poliamor.Una buena oportunidad de aproximarse al cine de Albertina Carri, considerado como un activo potente y renovador del cine argentino. Se proyectará los días 26 de abril y 4 de mayo en los Cines Aribau.

  • Después también, de Carla Simón

El mediometraje de Carla Simón es sin lugar a dudas una de las revelaciones del D’A. La cinta narra la historia de Edu, al que su ex, Alex, le cuenta durante una noche de fiesta una mala noticia: es portador del VIH. Edu continúa bailando, pero paulatinamente el miedo y el trauma va latiendo en su cuerpo, bajo las luces de neón. Un relato íntimo en el que, al igual que en Estiu 1993, prima la sencillez de los gestos y la visibilización de temas de gran calado social como el VIH, que la realizadora escoge como una de las temáticas centrales de Después también. Se proyectará el 28 de abril en Cines Aribau.

  • In Fabric, de Peter Strickland

In Fabric cuenta la historia sangrienta de la maldición que recae sobre toda mujer que lleve un vestido rojo maldito en unos almacenes del Sur de de Inglaterra. Del director de The Duke of Burgundy (2015) nos llega este thriller mordaz y divertido que realiza una apología del fetichismo en torno a un vestido rojo, con un trasfondo humanista en el que se cuestiona el consumismo y las alienantes relaciones laborales. Una joya audiovisual hipnótica y sensorial. Se proyectará los dias 27 de abril y 5 de mayo en Cines Aribau y Teatre CCCB, respectivamente.

  • Bêtes Blondes, de Maxime Matray y Alexia Walther

Esta road movie alocada y surrealista narra la historia de Fabien (Thomas Scimeca), una efímera estrella de la comedia de los años 90, que a menudo pierde la memoria desde la desaparición de Corinne, su compañera en la pantalla que tanto amaba; y Yoni (Basile Meilleurat) un joven militar que carga con la cabeza decapitada de su antiguo amante. Para Fabien, es hora de retroceder en el tiempo, recordando a un yo que no existe. El primer largometraje del dúo franco-suizo de directores formado por Maxime Matray y Alexia Walther es un homenaje al flúor, a la estética kitch setentera y una oda a la pérdida, con la decapitación como símbolo capital. Se proyectará los días 3 y 4  de mayo en Cines Aribau.

  • The Harvesters, de Etienne Kallos

El debut como realizador de Etienne Kailos centra su trama en el entorno familiar de Jaano, un adolescente que vive en el bastión aislado de la cultura de la minoría étnica blanca afrikaans, un territorio agrícola conservador de la Sudáfrica contemporánea. Un día la madre de la familia trae a casa a Pieter, un huérfano de la calle que ella quiere salvar, y le pide a Janno que convierta a este extraño en su hermano. Los dos chicos comienzan una lucha por el poder, la herencia y el amor paternal. Las relaciones de poder no tardarán en surgir en la trama, así como las férreas resortes de la masculinidad normativa, que afloran en la cinta. Se proyectará los dias 27 de abril y 3 de mayo en Cines Aribau.

  • Grass, de Hong Sang-Soo 

Hong Sang-Soo es un nombre fundamental para comprender el mapa fílmico coreano actual. En la cinta número 22 de su filmografía nos acerca a la historia de una chica (Min-hee Kim) que se sienta en la esquina de un pequeño café a escribir en su ordenador portátil. De manera progresiva irá analizando a las personas que se sientan en las mesas aledañas a la suya en la cafetería sin interaccionar en ningun momento con ellas. A medida que se desarrollan los dramas en las interrelaciones personales de esas personas anónimas dentro de la cafetería, las plantas de afuera crecen más altas. Se proyectará los dias 27 de abril y 2 de mayo en Teatre CCCB y Cines Aribau, respectivamente.

  • La portuguesa, de Rita Acevedo

La realizadora, que nos conquistó con su profunda Correspondencias (2017) en la anterior edición del D’A, regresa en esta edición con la adaptación de la ficción literaria La portuguesa de Robert Musil en colaboración de Agustina Bessa-Luís, escritora habitual en la obra de Manoel de Oliveira. La trama convierte la historia de un personaje histótico como la esposa portuguesa de Von Ketten, interpretada por Clara Riedenstein, cuyo linaje disputa la fuerza del Episcopado de Trento en el norte de Italia. Algunos toman como hereje a la extranjera portuguesa en el castillo, que intentará sobrevivir ante las adversidades mientras su marido está en la guerra. Se proyectará el 26 de abril en Cines Aribau.

  • Touch Me Not, de Adina Pintilie

La cinta es el largo debut de la directora rumana Adina Pintilie, un análisis personal de la intimidad sexual que causó polémica a su paso por la Berlinale, tras obtener el galardón del Oso de Oro a Mejor Película en la pasada edición. Al igual que Albertina Carri en Argentina, Adina Pintilie se encuentra en una oleada de realizadoras, cuya actividad está suponiendo una revolución en para el cine rumano, a pesar de haber sido atacada por la extrema derecha del país y no haber conseguido obtener fondos estatales. En Touch Me Not se entremezclan realidad y la ficción, el documental y el arte visual para ofrecer una arriesgada narrativa centrada en las historias de Laura, una mujer en la cincuentena en proceso de reconciliación con el propio cuerpo; con Hannah, una mujer transexual, Christian, afectado de distrofia muscular, o el terapeuta que la sacude, Seani. Un exquisito atentado contra la normatividad. Se proyectará el 26 de abril y el 3 de mayo en Cines Aribau.

  • Tarde para morir joven, de Dominga Sotomayor

El hecho de que Somomayor fuera la primera mujer en ganar el premio Mejor Director en el Festival de Locarno con Tarde para morir joven ha generado amplias expectativas. La directora chilena se inspiró en su propia infancia para escribir el guión de la trama de la cinta, que transcurre en el verano de 1990, justo después de la caída de Pinochet a fines de 1989. Que los aires bucólicos de una que desprende el trailer no te confundan: el poso poítico es inherente en el trascurso de la cinta, centrado en el coming of age de Sofía, una joven de 16 años que se muda a una comuna en un pueblo ubicado en los Andes, como vía de escape a los duros resortes de la dictadura. Mientras en el espacio comienzan a brotar tensiones polítcas todo el mundo se prepara para despedir el año con la mejor de las celebraciones. Se proyectará los días 30 de abril y 4 de mayo en los Cines Aribau.

 

  • Largo viaje hacia la noche, de Bi Gan

La segunda cinta del realizador y poeta chino Bi Gan es otra de las sorpresas del D’A. Narra la historia de Luo Hongwu, un gánster que regresa tras 12 de ausencia a Kali removido por los recuerdos de una mujer de la que se enamoró profundamente y nunca pudo olvidar. Surgirán diversas elipsis que entremezclarán instantes del presente del protagonista, con memorias del pasado en un drama oscuro con aires lynchianos más que cautivadores. Se proyectará el 2 de mayo en la Filmoteca de Catalunya.

Bonus track:

  • Suc de Sindria, de Irene Moray

Los 23 minutos de la cinta transcurren en una salida de una pandilla de amigos al campo. Bárbara (interpretada por Elena Martín ), la protagonista, desvela a sus amigos que ha sufrido una violación. La narración del corto se centrará en la recuperación paulatina de la joven junto a su compañero, Pol (Max Grosse), junto al que volverá a recuperar su sexualidad en aquel entorno bucólico. El cortometraje, segundo en la filmografía de la fotógrafa y cineasta Irene Moray (1992), que ganó un nombramiento a los Premios del Cine Europeo en la Berlinale, compite por la Biznaga de Oro en la sección oficial de cortos del Festival de cine de Málaga. Imprescindible visionado en tiempos como estos, en los que por desgracia los casos de ‘Manadas’ van en aumento. Será proyectada junto a otras cintas en la sección Un impulso colectivo el 28 de abril en Teatre CCCB.