By
Marta Serra

Rojos y lilas dan un vuelco a la perspectiva habitual de los desiertos de América de la mano de Kate Ballis. Con el objetivo de hacer visible lo invisible, la artista lanza este noviembre un libro con las fotografías de su proyecto ​Infra Realism Atacama​. Ballis, que se inició en el mundo de la imagen mientras ejercía de abogada, es ahora una reconocida fotógrafa afincada en Melbourne que experimenta con texturas, luces y colores, capturando, en su mayoría, paisajes.

Tonos azulados, rosas, violentas y rojos funden en los paisajes de Atacama

La artista empezó a experimentar con los filtros infrarrojos en febrero de 2017, cuando visitó Palm Springs (California) durante la Semana del Modernismo. Ya había fotografiado numerosas veces los edificios de mitad de siglo, los jardines con piscina y los coches vintage de este carismático lugar, como muestra en la serie Infra Realism, tantas que se había convertido en algo ordinario. Así pues, inspirándose en el proyecto de Richard Mosse presentado en la Bienal de Venecia de 2013, la fotógrafa quería realizar un ready-made desde una perspectiva íntima y personal. 

Ballis regresa con ​Infra Realism Atacama, situándose en la frontera entre la ciencia y la magia, permitiéndonos ver detalles y energías que se alejan de las posibilidades del ojo humano, como el espectro de luz que emite la árida vegetación de un desierto. Con este proyecto, la artista reproduce Joshua Tree y Sedona en Estados Unidos y el chileno desierto de Atacama aplicando una paleta de vibrantes tonos azulados, rosas, violetas y rojos. Así, abre la puerta a un mundo que nos recuerda a la promesa americana de los 80 y construye un universo paralelo de aires oníricos y psicodélicos.

La serie de atractivas fotografías hipersaturadas, Infra Realism Atacama,​ vienen recogidas en el libro fotográfico Infrarealism, que presenta a mediados de octubre, publicado por la editorial australiana Manuscript.  Bellis incluye imágenes de los nuevos paisajes que ha ido redescubriendo con su cámara.